Distorsiones…

Emociones desagradables e intensas son las que ahora aparecen en mi cabeza. Supongo que os estáis dando cuenta que no he escrito tan a menudo. Lo haré a partir de ahora. Si no lo he hecho es por la dificultad de expresar los sentimientos diarios, el estado de ánimo. Cuando debería estar contenta por no encontrarme en la situación en la que antes estaba, un hospital, sigo mal por los mis propios pensamientos  que me llevan, como dicen mis padres, a ver una realidad distorsionada, una “realidad” que solo veo yo. Sigue leyendo