Mi YO más sincero

Ese es el fallo. La gente que me quiere de verdad, me quiere tal como soy. El problema; que yo no me quiero a mi misma.

Puede que mañana me den el alta, debería estar feliz, sin estrés, sin ansiedad, solo feliz. Feliz por salir de aquí, volver a respirar y ser poco a poco Clara Ruiz de nuevo. Pero no puedo serlo, supongo que este es el problema que me mata, que mata a mis padres…antepongo una situación que yo imagino que ocurrirá y me supone agobio antes de que ocurra. Esto provoca discusiones, llantos, malentendidos, dolor…La situación parece escaparse de mis manos, y no me refiero al hecho de que me vaya a encontrar a gente por la calle y me diga que si “me ve mejor”, que “lo que tengo que hacer es comer” que, “que bien que ya no estoy en el hospital y esté curada”… Me da miedo el hecho que no llegue a tener un IMC de 18 que es lo normal y yo siga con ansiedad y nerviosa pensando que me obligarán a tomarme algo a media mañana, un batido de esos que corresponden a una comida entera…pensando así,  significa que aún tengo un grave problema y es psicológico. Sigue leyendo